Sábado, 23 Setiembre 2017
Last News
Casa » Nuevas tormentas en el Atlántico amenazan a las Antillas

Nuevas tormentas en el Atlántico amenazan a las Antillas

17 Setiembre 2017
Nuevas tormentas en el Atlántico amenazan a las Antillas

La depresión tropical María pasó a tormenta tropical y se formó al este de las Antillas Menores con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora hacia el Oeste.

La depresión, que se ubica a 1.120 kilómetros al estesureste de las Antillas Menores, se mueve con dirección oeste a una velocidad de traslación de 30 km/h y se espera que aplique un giro rumbo al oeste-noroeste en los próximos días.

En este pronóstico, se detalló que la tormenta podría convertirse en huracán tan pronto como el domingo en la tarde cuando se aproxime a las Islas de Sotavento.

Ante este panorama, el gobierno de Antigua ha emitido una vigilancia de huracán para Antigua, Barbuda, San Cristóbal y Nieves. Asimismo, continúa en efecto una vigilancia de huracán para Antigua, Barbuda, St. Kitts, Nevis y Montserrat.

El meteorólogo Carlos Anselmi, del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan, explicó a EL VOCERO que se emitió una vigilancia de tormenta tropical para Santa Lucía, Martinica, Guadalupe y Dominica.

Lee, la décimo cuarta depresión de la temporada, presenta vientos máximos sostenidos de 40 millas por hora (65 kilómetros por hora), con rachas más fuertes, y se esperan pocos cambios en su intensidad para los próximos dos días. La probabilidad de formación en las próximas 48 horas es del 100 por ciento. Al momento, no se prevé que este sistema afecte a las Antillas Menores o a Puerto Rico.

Por otro lado, a las 5:00 p.m. el NHC informó que el centro de la tormenta tropical Lee se encontraba en la latitud 12.6 grados norte y la longitud 34.2 grados oeste, a unas 720 millas al oeste suroeste de las Islas de Cabo Verde, en África.

Mientras, los vientos máximos sostenidos están cerca de 35 mph y se espera un fortalecimiento durante las próximas 48 horas.

El NHC advirtió que desde Carolina del Norte hasta el norte de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, deben estar pendiente al desarrollo del sistema, pues podría llegar o acercarse a sus costas.