Lunes, 23 Octubre 2017
Last News
Casa » Trump desafió a Corea del Norte con un exabrupto en Twitter

Trump desafió a Corea del Norte con un exabrupto en Twitter

13 Agosto 2017
Trump desafió a Corea del Norte con un exabrupto en Twitter

El presidente estadounidense, Donald Trump, endureció su discurso contra Pyongyang este viernes.

Moon indicó al mandatario estadunidense Donald Trump en una conversación telefónica el lunes que Corea del Sur también quiere construir un submarino nuclear, señalaron funcionarios cercanos a la oficina presidencial.

La amenaza ha puesto a temblar al resto del planeta.

El despliegue del sistema antimisiles en Japón occidental se produce después de que Corea del Norte anunciara que "está examinando seriamente" un plan para disparar simultáneamente cuatro misiles balísticos de alcance intermedio en un "ataque envolvente en Guam".

Pero en paralelo al ruido de los tuits y los misiles, Estados Unidos y Corea del Norte mantienen abierto un canal de diálogo secreto, según revelaron medios estadounidenses.

¿Es de verdad la amenaza norcoreana?

Freeland consideró que las amenazas de Corea del Norte representan una situación "gravemente preocupante".

Yoshihide Suga, portavoz del gobierno japonés, dijo esta semana que Japón "jamás podrá tolerar" las provocaciones de Corea del Norte y agregó que las fuerzas armadas de su país tomarían "medidas". Y a Estados Unidos (los expertos militares creen que la tecnología del ejército norcoreano alcanza para que un misil impacte Alaska).

Entrevistado por The New York Times, el filósofo y activista Noam Chomsky destacó que "la intención de Trump de continuar los programas de modernización de las fuerzas nucleares que ideó Obama supone peligros extraordinarios", porque ha aumentado "el poder mortífero general de las fuerzas de misiles balísticos existentes en Estados Unidos por un factor de casi tres, y genera exactamente lo que uno esperaría ver si un Estado con armamento nuclear estuviera planeando tener la capacidad de luchar y ganar una guerra nuclear desarmando a sus enemigos con un primer ataque sorpresa".

"Las soluciones militares están completamente en su lugar, aseguradas y cargadas, por si Corea del Norte actúa poco imprudentemente". Para Chomsky, "las implicaciones son claras: en un momento de crisis de esos que abundan, los estrategas militares rusos podrían concluir que, a falta de un elemento disuasorio, la única esperanza de supervivencia es realizar el primer ataque, lo cual significaría el final para todos nosotros". De llevarse a cabo, sería el ensayo más provocativo de Pyongyang hasta la fecha. Washington incitó varias veces a Pekín a presionar a su aliado.