Domingo, 20 Agosto 2017
Last News
Casa » Trump pone fin a la política de acercamiento de Obama a Cuba

Trump pone fin a la política de acercamiento de Obama a Cuba

19 Junio 2017
Trump pone fin a la política de acercamiento de Obama a Cuba

Al restringir los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, la nueva política también conlleva el riesgo de restringir una importante fuente de ingresos para el sector privado de la isla, al que la medida pretende apoyar.

Desde Caracas, la Agencia Venezolana de Noticias difundió que el presidente de la República, Nicolás Maduro, rechazó las amenazas que emitió el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, contra los pueblos de Cuba y Venezuela.

Pero no puede cambiar todo lo acordado con coherencia y lógica: continúan las relaciones diplomáticas y las embajadas, las rutas aéreas y los cruceros, los 22 memorandos y acuerdos que benefician el cuidado del medio ambiente, de la seguridad marítima y aérea, de la prevención de accidentes por derrames en los mares que compartimos, enfrentamiento a enfermedades, entre otros.

Cabe destacar que en estos últimos cinco meses, cerca de 250 mil estadounidenses fueron a La Habana, con un flujo que nunca antes se habían hecho; sin embargo, Trump declaró que esos viajes serán revisados de una forma más estricta, para asegurarse de que no haya viajes turísticos.

El objetivo es prohibir que las empresas de EEUU hagan negocios con compañías cubanas de propiedad o controladas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, que son buena parte de las compañías estatales, dominantes en la economía de la isla.

La declaración cubana opina que el presidente estadounidense ha estado otra vez "mal asesorado", al tomar decisiones que favorecen los intereses políticos de una "minoría extremista" de origen cubano residente en el estado de Florida, que por "motivaciones mezquinas no desiste de su pretensión de castigar a Cuba y a su pueblo". Trump no modificó las reglas de Obama que permiten a los cubano-estadounidenses enviar más dinero a sus familiares en la isla y permiten más exportaciones de equipos de telecomunicaciones.

El su tono el jefe de la Casa Blanca retrocedió el reloj hacia los años de la guerra fría, con una retórica destinada a endulzar los oídos de su audiencia en el acto en la ciudad de Miami, formada por grupos de nostálgicos contrarrevolucionarios azuzados por políticos ultra derechistas que buscan un nicho en esa administración.

Aún así, el gobierno de Cuba dijo que "reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso" con Estados Unidos.

El Gobierno de Cuba rechaza la manipulación con fines políticos y el doble rasero en el tratamiento del tema de los derechos humanos.

"Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso", dice la testimonio. Justamente, si bien Trump reveló que los cambios no serán inmediatos, sí aseguró que no levantará las restricciones hasta que todos los presos disidentes sean liberados y hasta que haya elecciones libres y verificadas.

Las medidas anunciadas por Trump, que incluyen también restricciones a los viajes a la isla de nacionales de EE.UU., despertó la preocupación de emprendedores cubanos en torno a los efectos que podrían tener en el turismo y el sector de la pequeña empresa.

Los años de la legislación anti-castrista en Estados Unidos culminaron con la Ley Helms-Burton de 1996, que estableció las condiciones para levantar el embargo comercial, incluyendo elecciones multipartidistas en Cuba y la remoción de Castro y su hermano Raúl, que lo reemplazó como presidente en 2008 y ha dicho que dimitirá en el 2018.

Dos consideraciones se imponen al analizar la más reciente medida de política exterior del magnate.

Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano.

El Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de EE.UU. implementarán las nuevas regulaciones en los próximos 30 días.