Sábado, 24 Junio 2017
Last News
Casa » México llama a EU ya Cuba a resolver diferencias con diálogo

México llama a EU ya Cuba a resolver diferencias con diálogo

19 Junio 2017

En Miami, Donald Trump anunció una serie de restricciones con las que dará marcha atrás al acuerdo de Barack Obama con Cuba.

Tras la llegada del magnate republicano a la Casa Blanca, el Gobierno cubano había tendido la mano a la nueva administración para continuar con el acercamiento diplomático iniciado con Obama en diciembre del 2014, aunque había insistido en que los asuntos internos de la isla no estaban sobre la mesa de diálogo.

El mandatario estadounidense advirtió, sin embargo, que "cualquier cambio" a su postura hacia Cuba dependerá de "avances concretos" hacia objetivos como las elecciones libres, la liberación de presos políticos y la entrega a la Justicia estadounidense de "criminales y fugitivos" que han encontrado refugio en la isla.

Cabe señalar que ésta no es la primera vez que Donald revoca medidas que Obama había aprobado, pues lo mismo pretende hacer con el Obamacare.

Ante estas declaraciones, el comunicado publicado en el periódico oficial Granma indicó que el gobierno de Estados Unidos "recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962". Los ciudadanos estadounidenses de origen cubano sí podrán seguir visitando a sus familias y enviar sus remesas económicas como hasta ahora.

Las embajadas en La Habana y Washington permanecerán abiertas.

"El pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales, y exhibe logros de los que se siente orgulloso y que son una quimera para muchos países del mundo, incluyendo a los propios Estados Unidos", aseveró. Además, asignarán al gobierno federal la complicada labor de regular el viaje de estadounidenses a Cuba para asegurarse de que no se realicen transacciones con el conglomerado vinculado al ejército que dirige gran parte de la economía cubana. Así, se impulsa el comercio con empresas cubanas "libres" al mismo tiempo que se presiona al Gobierno cubano para que amplíe el sector económico privado.

Fortalece las restricciones de viaje por turismo, de manera que los estadounidenses no podrán hacer viajes individuales, y los viajes que no tengan fines académicos estarán limitados a grupos.

El levantamiento del embargo es algo que sólo puede decidir el Congreso de Estados Unidos, controlado ahora por los republicanos en ambas Cámaras.