Sábado, 19 Agosto 2017
Last News
Casa » Donald Trump cancela el histórico acuerdo bilateral de Obama con Cuba

Donald Trump cancela el histórico acuerdo bilateral de Obama con Cuba

18 Junio 2017
Donald Trump cancela el histórico acuerdo bilateral de Obama con Cuba

El alto funcionario dijo que el gobierno de Trump "espera que el régimen cubano vea a esto como una oportunidad para implementar reformas que alabaron hace un par de años, pero que de ninguna forma se han puesto en práctica para beneficio del pueblo cubano".

La principal reacción tuvo lugar antes de los anuncios: el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba -único legal-, publicó ayer un artículo a toda página en el que sostenía que Trump ha sido mal aconsejado por "unos pocos legisladores de origen cubano" que usaron "chantajes para secuestrar la política" hacia la isla.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó desde Miami un decreto con el que suspende unilateralmente el acuerdo de la Administración pasada con Cuba.

Y a pesar de que fue para quemar puentes con Cuba, la aparición de Trump en las pantallas de los hogares cubanos desató el célebre "choteo" cubano: en la calle, una mujer comentaba hoy que mientras a Obama le costó casi ocho años salir en directo en la televisión de la isla, su sucesor lo había logrado en tan solo seis meses.

Por su parte, el director provincial de Cultura, Yoelvis Labañino, calificó el discurso de irrespetuoso, falto de buena voluntad y fuera de contexto, contrario al contundente respaldo internacional a Cuba en Naciones Unidas y a encuestas que arrojan que el 75 por ciento de los norteamericanos apoya los vínculos entre La Habana y Washington.

"Estoy cancelando todo el acuerdo unilateral del último Gobierno. No queremos dar impulso a un monopolio que abusa de los ciudadanos cubanos", anunció Trump previo a la firma durante su discurso sobre las nuevas políticas.

La nueva política prohíbe la mayoría de las transacciones comerciales de EEUU con el Grupo de Administración Empresarial (GAESA) -un conglomerado militar involucrado en todos los sectores de la economía-, pero con algunas excepciones, como viajes aéreos y marítimos, lo que protegerá a aerolíneas y cruceros.

El presidente cubano, Raúl Castro, indicó este año que la isla está dispuesta a continuar cooperando y negociando los asuntos bilaterales pendientes con el nuevo gobierno de Estados Unidos, pero advirtió que La Habana no realizaría concesiones inherentes a su soberanía para tener mejores relaciones con Washington.

Trump también fijó medidas más estrictas para los viajes de los estadounidenses a la isla; pero las relaciones diplomáticas se mantienen y los cubanos conservan su derecho de viajar y enviar remesas.

'Condenamos con la mayor firmeza el endurecimiento del bloqueo injusto y anacrónico ordenado por Trump, que es una nueva declaración de guerra fría contra el pueblo de Cuba y su gobierno', señaló un comunicado.

Estados Unidos rompió relaciones con Cuba en 1961 después de la revolución que encabezó el fallecido Fidel Castro y pasó las siguientes décadas intentando destronar al gobierno cubano o aislando a la isla, lo que incluyó un severo embargo económico impuesto en primera instancia por el presidente Dwight D. Eisenhower. Solo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos, donde los legisladores, en especial aquellos de ascendencia cubana como el senador republicano de Florida Marco Rubio, no han mostrado interés en hacerlo.

La respuesta de Cuba es destacada por El País.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, afirmó a Efe que los anuncios de Trump le llenan "de regocijo" y beneficiarán a la sociedad civil cubana porque "el dinero que reciben producto de los negocios con las Fuerzas Armadas es para reprimir y no para mejorar la vida del pueblo de Cuba". El objetivo de sus políticas, dijo, sería asegurar que el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su camino hacia la prosperidad y la libertad.

El embargo aún está vigente y no sufrirá cambios por las políticas de Trump.